Skip to content. Skip to navigation
Sections

Un Llamado a la Acción

Bird_Thingy_Graphic.jpgLos tres países de Norteamérica están interconectados por las aves, pero también por el comercio y por la gente que cruza las fronteras. Compañeros en Vuelo ayuda a impulsar esta conectividad porque facilita la comunicación, apoya el trabajo científico y promueve la conservación en los tres países para salvar aves en riesgo y mantener comunes a las especies comunes. A partir de nuestras recomendaciones de 2004 para la conservación de las aves terrestres que se reproducen en Canadá y los Estados Unidos, ésta primera evaluación trinacional confirma la necesidad de colaborar internacionalmente para revertir la disminución de las poblaciones de especies comunes en todos los hábitat terrestres de la región y prevenir la pérdida de 148 especies que están en grave peligro de extinción.

     PinkHeadWarbler_p22.jpg GoldenCheekWarbler_p22.jpg HermitWarbler_p22.jpg TownsendsWarbler_p22.jpg

Conservar a las aves migratorias y a las residentes tropicales:

El Chipe de mejilla dorada (Dendroica chrysoparia) actualmente en peligro, migra de sus hábitat reproductivos en Texas para invernar en bosques de pino-encino del sur de México y Guatemala, donde también toda la población mundial del Chipe rosado (Ergaticus versicolor), que está en peligro de extinción. Durante casi ocho meses al año, otras aves migratorias como el Chipe cabeza amarilla (Dendroica occidentalis) y el Chipe negroamarillo (Dendroica townsendi) se congregan en grandes números con estas especies en peligro, en las mismas selvas tropicales, donde es común observarlas formando parvadas mixtas.

De izquierda a derecha: Chipe Rosado (Ergaticus versicolor), Chipe de mejilla dorada (Dendroica chrysoparia), Chipe de cabeza amarilla (Dendroica occidentalis), Chipe negroamarillo (Dendroica townsendi) y el Chipe cerúleo (Dendroica cerulea) Fotos por France Dewaghe, Greg Lavaty, Brian Sullivan (2)

 

Aunque tenemos responsabilidades comunes para proteger a las aves a través de legislaciones y políticas públicas, nuestro interés ha cambiado poco en los últimos 20 años. La comunidad internacional de conservación de aves ha crecido, pero la pérdida de hábitat permanece aún como la amenaza más seria para las aves a lo largo del continente. La disminución de las poblaciones de aves es un claro indicador de la degradación de los ecosistemas, lo cual se relaciona con la reducida calidad de vida y la persistencia de la pobreza en los tres países. Debemos encontrar nuevos medios para integrar la conservación dentro de la construcción de nuestra sociedad, mediante políticas de uso sustentable de los recursos naturales. Estos nuevos enfoques requerirán de una mayor cooperación, de nuevas alianzas y nueva información.

Aún podemos lograr nuestras metas para proteger y restaurar las poblaciones de aves y sus hábitat, pero esta oportunidad se está cerrando rápidamente. Una de cada seis especies de aves terrestres demanda el más alto interés de los tres países, incluyendo muchas especies de amplia distribución. Se requieren medidas inmediatas para proteger los hábitat y preservar ecosistemas funcionales. Aunque las acciones de conservación se pueden realizar en escalas diferentes, hay que llevarlas a cabo como parte de una estrategia coordinada en la que cada uno de nosotros tiene un papel importante que jugar para que nuestra visión compartida rinda frutos.

Para prevenir la pérdida futura de la diversidad y abundancia de las aves, debemos actuar de manera inmediata para atender los siguientes seis aspectos prioritarios:


1. Proteger y Recuperar a las Especies que están en Mayor Riesgo

 

2. Conservar los Hábitat y las Funciones de los Ecosistemas

 

3. Reducir la Mortalidad de las Aves

 

4. Incrementar el Poder de las Alianzas

 

5. Aumentar Nuestro Conocimiento para la Conservación

 

6. Incrementar el Poder de las Alianzas Internacionales

 

Back_ArrowNext_Arrow