Skip to content. Skip to navigation
Sections

Un Continente de Gente

Bird_Thingy_Graphic.jpgUn Continente de Gente Ligada a las Aves

Las aves destacan de manera importante en las diversas culturas de América del Norte. Son fuente de alimento en economías de subsistencia. Sus plumas se usan como adorno en ceremonias y fiestas religiosas y ciertas aves representan deidades y presagios. Las aves dan su nombre a pueblos, montañas y personas, a equipos deportivos y a calles, aluden a la belleza y simbolizan la fertilidad, la fuerza y determinación, por lo que también están plasmadas en banderas, monedas y escudos nacionales. Estas increíbles criaturas están presentes en nuestras lenguas y literatura, son objeto de admiración e interés en actividades artísticas y recreativas, como por ejemplo, el pasatiempo de observarlas.

Las Aves son Indicadores de la Salud del Ambiente

Al igual que el canario utilizado en las viejas minas carbón, las aves sirven como indicadores del deterioro ambiental porque son sensibles a cambios en el entorno que afectan sus patrones de distribución y abundancia. Las aves también responden a cambios “positivos” como pueden ser acciones de mitigación y restauración realizadas por el hombre, lo que nos ayuda a planificar y evaluar con el tiempo, la eficacia de las medidas de conservación aplicadas. Gracias a la publicación de muchos reportes sobre el estado de conservación las aves en distintos lugares del mundo, las aves han ganado aceptación como indicadores importantes del estado de salud del ambiente.

 

BaldEagle_WilberSuiter_p6.jpg   OliveSideFlycatch_BrianSullivan_p6.jpg
La recuperación del
Águila calva (
Haliaeetus
leucocephalus) en
Canadá y los Estados
Unidos —después de la
prohibición del uso de
DDT— es un testimonio
del poder de las
acciones de conservación.
 

Algunas aves terrestres,
como este Pibí boreal
(
Contopus cooperi)
consumen grandes
cantidades de insectos,
lo que ayuda a reducir el
uso de los plaguicidas.

Foto por Wilber Suiter   Foto por Brian Sullivan

 

Las Aves son esenciales para los Ecosistemas

Las aves son indispensables para mantener la salud de los ecosistemas, controlan plagas y vectores de varias enfermedades al consumir enormes cantidades de insectos y roedores, facilitan la descomposición y el reciclaje de los nutrientes al alimentarse de carroña, polinizan las flores y dispersan las semillas de muchas especies de plantas. También construyen cavidades para sus nidos en árboles o en el suelo, que son vitales para otras especies de vida silvestre. Las aves proveen estos servicios a lo largo de sus rutas migratorias a través del continente. Las enormes poblaciones de aves terrestres de Norteamérica consumen al menos unas 100,000 toneladas métricas de invertebrados al día (que equivalen en peso a cerca de ¡20,000 elefantes africanos!). Como ejemplo del valor económico de estos servicios, se estima que el control de plagas que realizan las aves en los bosques boreales de Canadá, es del orden de $ 5,400 millones de dólares cada año.

MayanLintel_p6.jpg

 Foto por Rosa Ma.Vidal

 

Las culturas precolombinas mesoamericanas mantenían fuertes vínculos sociales y económicos con las aves silvestres. Representaban a las aves de muchas formas, como en este dintel maya en el que aparece un águila selvática, posiblemente un Águila arpía (Harpia harpyja). Los mayas consideraban que las águilas eran el nexo entre la tierra y el cielo.

Las Aves Contribuyen a la Economía

Millones de observadores de aves, fotógrafos y cazadores viajan constantemente para disfrutar de su pasatiempo e invierten en la compra del equipo necesario para realizarlo. Este tipo de actividades favorece el crecimiento de un sector de las economías de nuestros países. En los Estados Unidos, se estima que alrededor de 48 millones de observadores de aves generaron $82 mil millones de dólares y 671,000 empleos en el 2006. En Canadá, se calcula que sólo en el año 2006, 10.3 millones de personas (un tercio de la población) gastaron $1,300 millones de dólares canadienses en la observación de vida silvestre. La popularidad del turismo de observación de aves está creciendo en México a través de festivales de aves y otros eventos similares, así como por la oferta de servicios turísticos especializados y con la participación de guías locales capacitados en identificar a las especies.

 
MexicoCeremony_p7.jpg   ChildFieldGuide_p7.jpg

Líderes Huicholes en San Luis
Potosí reciben plumas de Águila
real (
Aquila chrysaetos) para
usarlas en una ceremonia cultural.
Como parte del Programa de
Recuperación del Águila real en
México, las plumas que se
entregan para estos fines provienen
de aves cautivas que no pueden
ser liberadas por estar heridas.

 

 

  Una niña mexicana
usa una guía de
campo para
aprender sobre las aves.
Fomentar una
conexión con las
aves, sus hábitat
y la conservación
desde una temprana
edad, asegurará
que las futuras
generaciones
tengan un
compromiso con
ellas.

Foto por Humberto Fernandez

 

Foto por Eduardo
E. Iñigo-Elias


Un Futuro compartido con las Aves

América del Norte es hogar de más de 450 millones de personas, de las cuales casi la mitad vive en ciudades con poblaciones de al menos 750,000 habitantes. Se estima que para el año 2050 tendremos una población de más de 600 millones de seres humanos, de manera que, garantizar el uso sustentable de los recursos naturales será una meta indispensable, pero cada vez más difícil de alcanzar. La creciente pobreza, el aumento constante en la demanda de recursos naturales, las enormes desigualdades regionales y sociales en la distribución de la riqueza y las constantes crisis económicas, son algunos de los muchos y complejos retos que se enfrentarán para mantener ecosistemas sanos y funcionales para las aves y para la gente. Para lograr los resultados deseados, las soluciones propuestas para la conservación de aves deben también abordar los retos sociales inherentes.

      SocorroDove_p7.jpg    KirtlandWarbler_p7.jpg    HenslowsSparrow_p7.jpg

La Paloma de Socorro (Zenaida garysoni, izquierda), el Chipe de Kirtland (Dendroica kirtlandii, centro) y el Gorrión de Henslow (Ammodramus henslowii, drecha) son ejemplos de especies de aves en peligro reconocidas federalmente en México, los Estados Unidos y Canadá respectivamente.

Protección Legal para las Aves

Desde finales del siglo XIX Canadá, México y los Estados Unidos, han venido estableciendo disposiciones para la conservación de los ecosistemas, tanto de forma independiente, como en conjunto. Los Acuerdos para la conservación de las aves migratorias, firmados por nuestros gobiernos en la primera mitad del siglo XX, junto con las diferentes leyes ambientales nacionales que tienen como propósito regular la captura, aprovechamiento y la mortandad de las aves migratorias, reflejan la responsabilidad de los gobiernos de los tres países.

En 1995 se estableció el Comité Trilateral para la Conservación y el Manejo de la Vida Silvestre y los Ecosistemas entre México, Canadá y Estados Unidos, con el fin de avanzar hacia un enfoque más integrado de la conservación, incluyendo la reducción y mitigación de las amenazas que afectan a las especies y los hábitat compartidos.

Junto con estas medidas de protección, muchas aves nativas necesitan de acciones y medidas adicionales para prevenir su extinción. El Acta Canadiense de Especies en Riesgo (2002), la Norma Oficial Mexicana NOM-ECOL-059-SEMARNAT (2001) y el Acta de Especies en Peligro de los Estados Unidos de 1973, establecen las listas de especies bajo protección federal. Si bien
la aplicación de estas normas ha sido exitosa, se deben considerar como el último recurso ya que su implementación es muy costosa. Por ello, uno de los objetivos centrales de Compañeros en Vuelo, es el manejo de los ecosistemas para conservar activamente a las especies, antes de que se vean amenazadas de extinción.

Fotos, de izquierda a derecha: Alan R. Thompson, Gerry Dewaghe, Greg Lavaty

 

Back_ArrowNext_Arrow