Skip to content. Skip to navigation
Sections

Un Continente de Aves

Moldeados por la Geografía

La particular geografía “triangular” de América del Norte también le da forma a las comunidades de aves en nuestras tres naciones. Las vastas expansiones de territorio en el norte de Canadá y Alaska, sostienen relativamente pocas especies terrestres anidantes, sin embargo sumadas en esa área inmensa, sus poblaciones totales son enormes. En contraste, una tremenda diversidad de especies de aves, muchas de ellas con poblaciones globales muy pequeñas, se encuentra en una región muy angosta del sur de México, donde confluyen los sistemas tropicales y templados. Estas regiones tan dispares de gran abundancia y gran diversidad se vinculan por la migración anual de miles de millones de aves que se van concentrando de norte a sur a través del continente cada otoño y se expanden nuevamente hacia latitudes norteñas en cada primavera. Preservar este magno espectáculo de la avifauna requiere de una visión trinacional para poder tomar acciones de conservación adecuadas.

SP_p4_Triangle_MAP.jpg

SP_4_MapLegend.jpg   La riqueza de especies terrestres está fuertemente asociada con la latitud. En el transcurso del año, se pueden encontrar más de 350 especies de aves terrestres en el sur de México, mientras que una superficie similar en el Ártico alberga menos de 45 especies de aves terrestres.
   
Bird_Collage_p5.jpg

Abundancia

Considerado entre las especies más abundantes de América del Norte, el Chipe coronado (Dendroica coronata) es como un embajador continental. Cada verano, durante el período de reproducción, más de 100 millones de individuos se encuentran en las grandes extensiones de bosques norteños, mientras que durante el otoño e invierno, las inmensas parvadas de estos Chipes se encuentran en el sur de los Estados Unidos, México, el Caribe y América Central.

Vínculos

Cada otoño, más de 5 millones de aves rapaces migran a través de un angosto “embudo geográfico” que se observa en Veracruz, México. El seguimiento de las poblaciones de este “ Río de Rapaces” es realizado como parte de un programa ecoturístico que contribuye a la economía local, que incluye también programas educativos que llegan a cientos de niños, así como una campaña de vinculación social que contribuye a fomentar un sentimiento de orgullo por el fenómeno de migración de rapaces de mayor magnitud en el planeta.

Diversidad

La gran diversidad de aves en México incluye numerosas especies representativas de familias con afinidades Neotropicales, como los momotos, los trogones, los trepatroncos, los loros y los hormigueros.

     

Abundancia Espectacular

La magnitud de la población total de aves terrestres en América del Norte es asombrosa. Compañeros en Vuelo estima que existen más de 10 mil millones de individuos al final de la temporada reproductiva. Esta cantidad disminuye paulatinamente porque muchas aves no sobreviven durante la migración y la invernación. Esta gran abundancia es fundamental para el mantenimiento de los servicios ambientales que prestan las aves, tales como la polinización, la dispersión de semillas, y el control de plagas, que sirven tanto a la productividad como a la capacidad de recuperación de los ecosistemas en sus áreas de distribución.

Vínculos Espectaculares

Miles de millones de aves—y casi 40% de todas las especies de aves terrestres—cruzan el continente dos veces al año en migraciones espectaculares. Muchas de estas aves se trasladan de sus lugares de anidación en la vasta “guardería” boreal, a sus áreas de invernación en los trópicos, siguiendo picos estacionales de disponibilidad de comida. Esta migración que conecta los diferentes tipos de hábitats del hemisferio, ha persistido durante milenios y es uno de los fenómenos naturales más dinámicos y complejos en el planeta.

Diversidad Espectacular

Las aves terrestres de Norteamérica son increíblemente diversas, representan 58 familias taxonómicas y el 75% de todos los órdenes de aves terrestres a nivel global. Los gorriones (78 especies), los mosqueros (76 especies), los chipes (64 especies) y los colibríes (57 especies) son los grupos mejor representados.

Fotos: Chipe coronado y Búho manchado por James Livaudais, Colorines de las nieves por Eduardo E. IÑigo-Elias, Buteo swainsoni por Gerry Dewaghe, Río de Rapaces por Kenneth V. Rosenberg, Microrhopias quixensis y Momoto corona azul por Greg Lavaty, Trogón violaceo por Greg Lavaty

 

Back_ArrowNext_Arrow